En cada escritura de préstamo hipotecario existen numerosas cláusulas que los tribunales están anulando por abusivas.

Cuando acudimos al juzgado en nombre de un socio para obtener la eliminación de la «cláusula suelo», o la devolución de los gastos injustamente pagados en la constitución de la hipoteca, simultáneamente y en la misma demanda pedimos la anulación de esas otras cláusulas abusivas que perjudican los intereses del consumidor hipotecado.

Algunas tienen una enorme importancia en situaciones de emergencia que impide al consumidor afrontar los pagos de las cuotas, como son la cláusula de vencimiento anticipado por impago de cuotas, la de intereses de demora, la referencia al IRPH, las comisiones que no obedecen a un servicio prestado o de reclamación de posiciones deudoras, la que establece los intereses sobre intereses (anatocismo), la responsabilidad hipotecaria por gastos suplidos, la cláusula 360/365 días, la sobregarantía, la imposición de los gastos procesales al deudor, etc.

Nuestros expertos te dirán cuáles te afectan y cómo solucionarlo. Únete.